Desafíos laborales y personales

Enviado por singulares el Vie, 26/01/2018 - 10:26
La inteligencia emocional se aprende, se entrena, se vive, con herramientas, apertura y coraje

- Por Sebastián Allendes

En esto de ir cumpliendo 40 años, me he ido dando cuenta de cómo comenzamos a mirar para atrás, llegando a los 40 nos detenemos más seriamente a hacer eso. Hablo con quienes tienen 50 ó 60 y me dicen que mientras más avanzas más rápido pasa el tiempo. Y por tanto, no hay tiempo que perder. Quizás antes, el desafío estaba hacia delante, lo que soñamos, lo que buscamos. Sin dudas el desafío está hoy.

Según el World Economic Forum los trabajos están cambiando a una velocidad vertiginosa, y no es casualidad, la tecnología, nuestro nivel de conciencia y lo que hoy valoramos es más intenso, no hay tiempo que perder para encontrar el “ahora”, el vivir como queremos hoy. WEF menciona que hay sólo dos habilidades que siempre serán demandadas: las habilidades tecnológicas y las habilidades interpersonales o de liderazgo personal. No podemos ser ciegos a esto. Sabemos que quienes lideran aprenden a vivir la vida desde una mirada nueva, fresca, liviana, estratégica y sagaz, quienes lideran se mueven con el mundo.

Es por eso que en Singulares trabajamos en el liderazgo y desarrollo de los ejecutivos, personas y organizaciones para instalar en ellas habilidades, competencias de liderazgo, efectividad y estrategia. Ese es el gran regalo de la
vida, que la inteligencia emocional se aprende, se entrena, se acciona, se vive, se experimenta, con herramientas concretas, con apertura, intención y coraje. Un mundo de posibilidades.

En los distintos caminos que he tomado hasta hoy, uno de los que ha tenido mayor trascendencia y sentido fue cuando decidí liderar mis propios procesos de cambio, transformar mis posibilidades y comprender como nos adaptamos a los desafíos del entorno y generamos posibilidades a partir de ello en un aprendizaje significativo, que nos lleva a transformar nuestra vida, familia, ciudad, entorno o empresa. ¿Qué posibilidades estás pensando para ti? ¿Qué oportunidades puedes estar dejando pasar hoy?