Encuentro B Mendoza

CONSTRUYENDO UNA REALIDAD

Nuestro compromiso con ser una empresa B partió hace muchos años. En realidad no sabíamos que eramos una empresa B hasta que conocimos lo que era Sistema B y nos contaron que nuestra empresa calzaba con el modelo, y ya teníamos muchas cosas desarrolladas como empresa para certificar como tal. Así partimos nuestra cruzada B. Es verdad, ser B va más allá de una certificación, está en el corazón del negocio, en cómo concebimos el mundo, cómo queremos construir economía, es una forma de mirar la vida. 

Ser parte del movimiento B tiene ventajas, y claramente una de las más grandes es involucrarte con miles de personas más que están mirando lo mismo que nosotros, descubriendo y construyendo un mundo sustentable, circular, sostenible, con igualdad y equidad. A lo largo de los días del encuentro pudimos evidenciar como miles de otras empresas, pequeñas, medianas y grandes, se desarrollan en torno a estos ejes, y vemos como Patagonia, Café Valdez, Natura y muchos otros generan un enorme impacto en las comunidades, en sus trabajadores, en el medio ambiente y la forma de construir empresa.

Lo que sistema B hace, es facilitar un modelo de medición, donde tu compromiso puede ser medido en 4 ámbitos: trabajadores, medio ambiente, gobernanza y comunidades. Cuando mides tu impacto en la plataforma y obtienes el puntaje necesario, quiere decir que entras dentro de la categoría de empresas B certificadas. ¿Pero cual es la real ventaja? es que con un modelo así puedes medirte año a año objetivando tu impacto, generando un mayor compromiso con tu equipo de desarrollo y con el mundo. 

En Mendoza también nos damos tiempo para celebrar, que estamos todos juntos en esta magnífica cruzada, que todos somos parte del cambio y que si somos más el mundo puede respirar. Celebrar es incorporar autoconfianza, es pararte en medio del mundo y decir "lo estamos haciendo relativamente bien", sigamos aprendiendo y colaborando para unir propósitos.