Contexto de pandemia: una oportunidad para repensar prácticas y potenciar grupos humanos


Fecha 21/Abr2022
Autor: Sebastian Allende

Desde hace más de dos años y medio, tanto a nivel nacional como mundial, se han desarrollado acontecimientos de diversa índole que nos han obligado a cambiar las dinámicas laborales, o al menos repensarlas.  ¿Qué tan predispuestos y/o preparados estábamos? No podemos saber esto a ciencia cierta. Lo que sí podemos asegurar es que la resiliencia y flexibilidad son dos habilidades que se han vuelto cada vez más prioritarias para toda persona y grupo humano que se vincula con otros. Sobre todo en espacios laborales u organizacionales donde la performance de uno tiene consecuencias en el sistema de relaciones, jerarquías y tareas. 

En Singulares creemos que los cambios son siempre positivos. Que el quiebre del status quo deja, inevitablemente, aprendizajes. Que siempre se puede capitalizar experiencias, potenciar situaciones que de otra manera no se hubieran dado; o aprehender capacidades grupales que optimicen su funcionamiento. Que se puede ampliar la mirada y optar por un cambio de perspectiva. 

El contexto de pandemia ha sido desafiante desde sus orígenes. Tanto a nivel de los equipos de trabajo como de la sostenibilidad organizacional general. Nuestra experiencia nos permite priorizar dos puntos sobre los que es clave detenerse en momentos como los actuales. 

Manejo de la incertidumbre: para poder incorporarla como una competencia propia, es clave que el líder gestione los pensamientos y sensaciones que la crisis genera, reconociéndola con transparencia, inspirando confianza y elaborando planes flexibles que incorporen otros puntos de vista. Un equipo consciente del nuevo escenario es un equipo mejor predispuesto a llevar a cabo los ajustes que ese contexto particular requiere. Transformamos la incertidumbre en un espacio creativo.

La no presencialidad en contextos laborales: La práctica del trabajo remoto significa romper con el paradigma del control físico y transitar hacia el de la confianza y el seguimiento oportuno y respetuoso. Además, ante la falta de contacto físico y emocional del equipo se vuelve fundamental reforzar el verdadero sentido y resultados grupales, superando la barrera de la virtualidad y otorgando seguridad y contención, a través de estrategias creativas e innovadoras. Hacer tangible lo intangible se vuelve la clave. 

Desde Singulares creemos que el enfoque sistémico suma en un contexto de cambio, ya que nos invita a observar todo desde una mirada holística, que se enfoca en el todo más que en las partes. Más en las redes que en las jerarquías. Más en los procesos que en las estructuras. Más en la colaboración que en el control, rescatando y creando patrones sistémicos.  Somos Singulares.